Atanoss Project

La idea de una combinación de dos elementos tan dispares como piano y castañuelas, surge gracias al contacto que se establece entre sus miembros como profesores del conservatorio de danza, pianista acompañante y profesor de danza española respectivamente. La inquietud artística de ambos forma el embrión del que crece esta propuesta, alimentada por la relación con la música usada en danza, que es bien conocida por sus componentes. La oferta estético-musical, aunque nace con un marcado carácter español, pretende abarcar un mayor ámbito estilístico e ir más allá del aspecto folklórico que el uso de la castañuela puede dar a entender.

nosotroSS

RICARDO OCAÑA VALERO

Ha pertenecido a algunas de las más prestigiosas formaciones de danza española de nuestro país, como el Ballet Nacional de España, Teatro de Danza Española de Luisillo, Ballet de Teatro Español de Rafael Aguilar, Sara Lezana, Carmen Cortés, Teatro Lírico Nacional La Zarzuela, y fuera de él como la Compañía de Nieves Ongay en Francia o Michiko Okamoto en Japón. En sus colaboraciones con el Teatro Cervantes de Málaga ha participado en títulos de Ópera y Zarzuela como: Don Carlo de G. Verdi, Don Pasquale de G. Donizetti, Jenufa de Leos Janacek, Doña Francisquita de A. Vives, El huésped del sevillano de J. Guerrero, o La Calesera de F. Alonso, bien como bailarín o como coreógrafo. Su formación en Danza, adquirida en años de estudios en Madrid en Danza Clásica, Danza Española y Flamenco con maestros como Nadine Boissauvert, Carmina Ocaña, Rosa Naranjo, Aurora Bosch, Ana Baselga, Martin Vargas, Victoria Eugenia, Sara Lezana o Paco Romero, unida a la experiencia artística, la labor docente y a la titulación superior en música, obtenida en el Conservatorio Superior de Música de Málaga, lo capacitan para afrontar con solvencia un proyecto como este. Velocidad, claridad y la matización en los diferentes toques, dejan ver la brillante técnica que ha adquirido en su trayectoria. Este proyecto se presenta para él como el camino perfecto donde canalizar la inquietud artística, en un momento vital en el que la danza en sí misma no puede cumplir  ya dicha función y se enfrenta a esta nueva andadura con la mayor ilusión.

CARMEN GARCÍA JARA

Representa a un estilo de pianista capaz de abarcar el más variado repertorio. Realiza sus estudios musicales en el consevatorio Superior “Oscar Esplá” de Alicante, donde obtiene las más altas calificaciones en las titulaciones de Solfeo, Flauta, Piano y Música de Cámara. Posteriormente continúa sus estudios de postgrado en la Universidad de Barcelona y en la Universidad de Málaga, obteniendo su doctorado en 2012. Completa su formación musical con maestros como: Albert Atenerle, Salid Alk, Aquiles de la Vigne, Leonel Morales, Doru Stephan, José Felipe Díaz, John Salmón, Solomon Mikowksky, Olga Khoziainova, etc. Su bien hacer se ha podido comprobar en las agrupaciones camerísticas a las que ha pertenecido y en la colaboraciones realizadas en diversas obras audiovisuales y teatrales, siendo invitada como pianista acompañante por el Dutch National Opera and Ballet y National Ballet Academy, Holanda, en 2014. Sus inquietudes musicales la han acercado al mundo de la composición, escribiendo, entre otras, la partitura de la obra ¡Ay Carmela! (E.S.A.D. 2010); las bandas sonoras de videocreaciones y cortometrajes como: B (Premio Noche en Blanco del XIII Festival de Cine de Málaga), Contratiempo (Finalista del VIII Certamen Cortometrajes Andaluces, De recortes (XIV Premio Ciudad de Antequera), etc., siendo nominada a los Jerry Goldmish Awards en el 2009 por la banda sonora original de La vida fluye y en 2014 es galardonada con el Premio Mujer y Cultura por la obra Los sueños de orexis o de deseo.

Sonatas con Ñ

Cuando el flamenco no era aún niño, allá a mediados del siglo XVIII, un napolitano llamado Domenico Scarlatti y un catalán, Antonio Soler, consiguieron codificar a través de sus páginas musicales para teclado la esencia del folklore andaluz. Fascinados por el repertorio español podemos escuchar cómo emergen entre sus sonatas multitud de referencias a ecos de guitarras, de castañuelas, de panderetas, y de melancólicas melodías asociadas al cante jondo.

La producción de ambos compositores es tan amplia, más de 700 sonatas, que la selección del repertorio no ha sido fácil. Finalmente, decidimos utilizar un recurso cotidiano, una escalera. Y así, peldaño a peldaño, subirnos a cada sonido de la escala musical: do, re, mi, fa, sol, la, si y…do.

Estas piezas, reinterpretadas con piano y castañuelas, no fueron compuestas para ser bailadas o acompañadas. Y es ahí, en esa búsqueda de sinergia donde la descarada intromisión sonora de las castañuelas enriquece cada sonata, adornando melodías, aportando contratiempos y polirritmias, y convirtiéndose en parte misma de la composición, alcanzando niveles virtuosísticos. Aunque la idea parte de un recital musical, su puesta en escena se realiza con un visión más performativa, envolviendo la música con piezas de video-arte o video-danza originales, donde sonidos, imágenes, movimientos recrean un espacio sinestésico y la música no solo se puede oír sino ver, tocar, oler, bailar, etc…

"Siete sonidos diatónicos. Ocho sonatas.
Ocho historias diferentes"

Atanoss Project | Sonatas con Ñ
18

Contacto

logo_transparente